Anónima

Se descubrieron en un día de lluvia esperando el autobús a casa. Él lloraba, y ella con una sonrisa le salvó la vida.

Publicado aquí.

Anuncios

Origen

Todo lo que manejaba ya no estaba en sus manos, no podía racionalizar sus emociones, todo pasaba ahí, en ese momento frente a su médico. Nunca antes había sentido tanto miedo. Era ella, y su luz mirando su futuro, abriéndole la mente para latir junto su corazón.

Publicado aquí.

Maestros silentes

Cuando una vida llega a este mundo las hojas se detienen a admirar la energía contenida en el primer llanto que damos al nacer, todo lo que vendrá será producto de ese segundo infinito que plasma nuestro estar en esta tierra desde el momento que respiramos el oxígeno que nos entregan los árboles por primera vez, desde ahí ellos van guiando el camino de nuestra vida de manera sutil y silente.