Estación 

Siempre le había costado expresar amor y se resignaba al destino. Pero la vida siempre da una oportunidad para renacer, aunque sea al final.

Soltó la armadura y abrió su corazón. El tiempo ya no era un peso, sino un aliado para buscar la paz antes del último suspiro.

Publicado aquí.

Anuncios

Umbral

Apoyada en su brazo derecho mirando sus ojos almendrados, sintiendo su corazón latir… así recordaba esa última noche juntos, nunca imaginó que los fantasmas entrarían arruinándolo todo, llevándose su corazón, y con ellos, su historia.
Y en un llanto eterno comprendió que nada más había, sólo agua estancada y maloliente. Podrida de egoísmo y anhelos muertos.

Recién ahí comprendió la vida que llevaba, y pudo ver el umbral de una gran puerta esperándola para despertar y volver a soñar.

Era su escape, sí que lo era.

Renacer al olvido

En silencio, bajo el naranjo retorcido de sus lentes, observaba este tiempo tan anhelado. Recordaba la miseria que le inundó por años, esperando ese momento de libertad junto a la zona de embarque.

El movimiento de los transeúntes junto a sus maletas añejas, los gritos de sus nietos, el ruido de los aviones, todo eso era felicidad que agolpaba su pecho.

Tomó el reloj heredado en sus manos, lo apretó con fuerza, y lo dejó junto a un asiento. Lo abandonó, como hace años debió hacerlo, sintiendo la paz de entregar su dolor a este renacer, a este nuevo camino donde encontraría la vida.

Publicado originalmente aquí.