Espera

Mientras ella no reconocía sus manos como propias, él con infinito amor y paciencia, le contaba una aventura cada día, esperando ver el brillo del recuerdo en sus ojos.

Publicado aquí.

Anuncios