Maestros silentes

Cuando una vida llega a este mundo las hojas se detienen a admirar la energía contenida en el primer llanto que damos al nacer, todo lo que vendrá será producto de ese segundo infinito que plasma nuestro estar en esta tierra desde el momento que respiramos el oxígeno que nos entregan los árboles por primera vez, desde ahí ellos van guiando el camino de nuestra vida de manera sutil y silente.

Anuncios