Nueve y treinta

‪Meciéndose con el vaivén y el calor ahogado del tren se entrega brevemente al cansancio cerrando sus ojos mientras recuerda en lo que quedó pendiente en casa al salir. Suspira con resignación y revisa las historias de Instagram de su artista favorita.

Publicado aquí.

Anuncios

Pausa

Apretados en el metro se miraron de reojo, a ella se le pasó la rabia y a él la tristeza. El exceso de rutina lo agradeció.