Soltar 

Día y noche semi dormida, el susurro de la respiración entrecortada invade la habitación, mientras el brillo en sus ojos poco a poco se escapa al cielo. El sol de media tarde la mece despacio, acunándola mientras se entrega al infinito.

Publicado aquí.

Anuncios