Certeza

La abraza como si fuera una bebé apoyando la mejilla sobre su cabeza. Siente su corazón y toma sus manitos heladas. Ese es su lugar seguro.

Publicado aquí.

Anuncios

Equilibrio

Brisa marina de invierno, abrazos protectores, y la risa juguetona de su hija. Corazón lleno de energía para seguir adelante.