Mañana

Un día colpasó toda la tecnología que por generaciones nos mantuvo conectados. Solo nos quedó la tierra débil que no supimos amar y un montón de chatarra como recuerdo de la codicia de nuestros antepasados. 

No sabíamos qué cosas podíamos comer, ni cultivar y tuvimos que aprender a observar la naturaleza nuevamente, volver a los libros y los oficios olvidados para empezar de nuevo.

Tratamos de sobrevivir recordando el pasado para evitar que la indiferencia se tome nuestro corazón, nuevamente.

Anuncios

Codicia

Buscaban, con mentiras, justificar la codicia con palabras bonitas que nadie entendía.