Hija de luz

Amalia, una pequeña de 5 años, silenciosa y de grandes ojos grises, la eligió. No nació de su útero pero sí de su corazón.

Publicado aquí.

Anuncios

Sororidad

Todas como una sola red amortiguando golpes y caídas con abrazos sinceros. Juntas, llevando el ritmo de la vida en el pecho, conectadas con la sabiduría ancestral de las que lucharon para iluminarnos el camino.

Así, tomadas de la mano, renacemos.

Publicado aquí.