Obsesión

No toleraba pisar las líneas de la vereda, tenían fuego y quemaban sus zapatos con ácido mortal. Las había forjado el demonio.

Anuncios