Abandono

El viento movía su ropa, un dulce frescor otoñal penetraba bajo la puerta rozando sus labios blanquecinos inmóviles, acabados.

Anuncios

Semilla

Cae, golpea el suelo, rebota, rueda… se esconde tras unas ramas hasta que encuentra la tierra, la fecunda, brilla, crece, nutre.