Gentileza

‪Alto, distinguido y de mirada amable se afirma como puede de la baranda del vagón mientras el ritmo del metro adormece su rostro octogenario. Pocos notan que la vejez es ruda hasta con el más garbo y que el simple acto de ceder el asiento irradia gratitud y empatía.

Publicado aquí.

Anuncios

Lejos

Años de no verse y solo mostrarse amor comentando fotos y estados de redes sociales, liberando así la culpa de no dedicar tiempo a un abrazo o una conversación en momentos difíciles. Así pasó la vida y su rutina hasta que ya no hubo tiempo de mirarse a los ojos.

Publicado aquí.