Volvernos a ver

‪Al cerrar los ojos podía sentir la silueta de su cuerpo, a veces incluso percibía el aroma del perfume que usaba para ir a dormir y los pies helados buscando el calor de los suyos para acurrucarse. A veces, el anhelo de verla era más grande que su ausencia. 

Publicado aquí.

Anuncios

Maestros silentes

Cuando una vida llega a este mundo las hojas se detienen a admirar la energía contenida en el primer llanto que damos al nacer, todo lo que vendrá será producto de ese segundo infinito que plasma nuestro estar en esta tierra desde el momento que respiramos el oxígeno que nos entregan los árboles por primera vez, desde ahí ellos van guiando el camino de nuestra vida de manera sutil y silente.